0
(0)

En el marco de trabajo Scrum, el Scrum Guidance Body (SGB) desempeña un papel esencial. Según el SBOK, el SGB es una colección de documentos o una entidad que define los objetivos y principios de Scrum y ayuda a las organizaciones a adoptar y adaptar prácticas de Scrum. Con el tiempo, la composición de este organismo puede cambiar. Esto lleva al concepto de “Miembros del Scrum Guidance Body Actualizados”, que refiere a las evaluaciones periódicas para determinar si es necesario incluir nuevos integrantes o si los actuales deben ser removidos o reemplazados.

El mundo ágil es dinámico y está en constante cambio. Así como las prácticas de Scrum se adaptan y evolucionan, lo mismo sucede con las personas que guían y asesoran estas prácticas. La renovación y adaptación de los miembros del SGB es crucial para mantener la relevancia y la eficacia del organismo. Esta renovación permite que las organizaciones se beneficien de nuevas perspectivas y experiencias.

La evaluación de los miembros del SGB no es un acto arbitrario. Está basada en una serie de criterios objetivos que buscan determinar el valor y la contribución de cada miembro al organismo. Puede incluir su experiencia, habilidades, conocimientos actuales sobre Scrum y su compromiso con el avance y mejora continua de las prácticas de Scrum.

Integrar a nuevos miembros en el SGB es una oportunidad para revitalizar y enriquecer el organismo. Los nuevos integrantes pueden aportar enfoques frescos, experiencia en nuevas áreas y una visión diferente. Esta diversidad es esencial para que el SGB siga siendo relevante y pueda abordar los desafíos actuales de la gestión de proyectos ágiles.

El proceso de remoción de miembros no debe verse como una penalización o un acto negativo. En muchos casos, es una consecuencia natural de la evolución del SGB. Algunos miembros pueden sentir que han contribuido todo lo que podían, mientras que otros pueden no estar en línea con la dirección actual del organismo.

La actualización de los miembros del SGB no es un evento único, sino un proceso continuo. Es esencial revisar y evaluar periódicamente la composición del SGB para asegurar que siga siendo un recurso valioso para las organizaciones que adoptan Scrum.

La actualización de los miembros del Scrum Guidance Body es llevada a cabo por las organizaciones o entidades encargadas de mantener y supervisar este organismo. Mediante evaluaciones objetivas basadas en criterios preestablecidos, como experiencia, conocimiento y contribución al SGB. Estas evaluaciones suelen hacerse anualmente o cuando la organización lo considera necesario. El proceso se apoya en herramientas y prácticas recomendadas por el SBOK, que proporciona una guía clara para estas actividades.

Algunos ejemplos son los siguientes:

  1. Una empresa de software que, después de un año de implementar Scrum, decide revisar la composición de su SGB e integra a dos nuevos desarrolladores con experiencia en tecnologías emergentes.
  2. Una organización de marketing digital que, al expandir sus servicios, incorpora a especialistas en análisis de datos y IA en su SGB para mejorar su enfoque de Scrum.
  3. Una startup fintech que decide remover a algunos miembros fundacionales de su SGB después de una revisión, ya que sus áreas de expertise ya no se alinean con la dirección actual de la empresa.
  4. Una entidad gubernamental que, después de una auditoría interna, decide renovar completamente su SGB incorporando a expertos en gestión pública y transparencia.
  5. Una organización no lucrativa que, al expandir sus operaciones a nivel internacional, integra miembros de diferentes países en su SGB para aportar una perspectiva global.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

¡Gracias por puntuar este contenido! 0 / 5. 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.