0
(0)

El término “Precisión” dentro del contexto de gestión de proyectos y específicamente en el sistema de gestión de calidad, se refiere a una evaluación de la exactitud de los resultados obtenidos. Según el PMBOK 6, es un factor crítico para evaluar el rendimiento y la efectividad de los procesos de calidad en un proyecto.

La precisión está íntimamente ligada a la calidad de los datos, mediciones o estimaciones que se emplean en un proyecto. Si los datos son precisos, se considera que están libres de error y, por lo tanto, son de confianza para su uso en las decisiones de gestión del proyecto. La precisión puede afectar directamente la eficacia de las acciones de mejora de la calidad, la gestión de los riesgos y la planificación y programación del proyecto.

Es importante destacar que la precisión es diferente de la exactitud, aunque a menudo se confundan. Mientras que la precisión se refiere a qué tan cerca están las medidas individuales entre sí, la exactitud se refiere a qué tan cerca está una medida del valor real. En otras palabras, se puede tener medidas precisas pero inexactas si todas están sistemáticamente desviadas del valor real.

La precisión se evalúa utilizando una variedad de herramientas y técnicas estadísticas, que pueden incluir análisis de varianza, gráficos de control, pruebas de hipótesis, etc. Estas herramientas ayudan a los gestores de proyectos a entender si las variaciones en los datos son aleatorias o si indican un problema subyacente que necesita ser abordado.

Por último, en la gestión de proyectos, la precisión es un elemento fundamental en la planificación y control de la calidad, en la estimación de costos y tiempos, en la gestión de riesgos, y en muchas otras áreas. Un nivel alto de precisión puede contribuir a la eficacia y eficiencia del proyecto, a la satisfacción del cliente, y al logro de los objetivos del proyecto.

La evaluación de la precisión es realizada por los miembros del equipo del proyecto responsables de la calidad, utilizando diferentes herramientas y técnicas de control y análisis de la calidad. El proceso de evaluación de la precisión puede llevarse a cabo en diversas etapas del ciclo de vida del proyecto, desde la planificación inicial hasta la fase de cierre, dependiendo de la naturaleza de los datos o los resultados que se están evaluando. Las herramientas utilizadas para esta evaluación pueden variar desde sencillos cálculos estadísticos hasta software especializado en análisis de datos y control de la calidad.

Algunos ejemplos son los siguientes:

  1. En la construcción, la precisión puede referirse a la exactitud con la que se siguen los planos para construir un edificio.
  2. En la gestión de proyectos de software, la precisión puede implicar cuán cerca está el software final de cumplir con las especificaciones iniciales.
  3. En la fabricación, la precisión puede implicar cuán consistentemente se pueden reproducir las piezas de un lote a otro.
  4. En la estimación de costos de un proyecto, la precisión puede referirse a qué tan cerca está la estimación final del costo real del proyecto.
  5. En la gestión de riesgos, la precisión puede referirse a qué tan bien se puede predecir la probabilidad y el impacto de los riesgos potenciales.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

¡Gracias por puntuar este contenido! 0 / 5. 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.