1
(2)

El Análisis de Interesados, o Stakeholder Analysis en inglés, es un método estratégico que desempeña un papel vital en la gestión efectiva de proyectos. Según el PMBOK Guide 6th Edition, esta técnica consiste en recopilar y analizar de manera sistemática información cuantitativa y cualitativa para determinar quiénes son los interesados en un proyecto y cuáles son sus intereses y expectativas. Los interesados son todas aquellas personas o entidades que tienen un interés en el resultado del proyecto y pueden influir o verse influenciados por su ejecución o su resultado final.

El Análisis de Interesados ayuda a los equipos de proyecto a identificar a todas las personas, grupos u organizaciones que pueden afectar o ser afectados por el proyecto, a evaluar su influencia y determinar cómo se deben gestionar sus expectativas. Al llevar a cabo este análisis de manera cuidadosa y sistemática, los equipos de proyecto pueden asegurarse de que los intereses de todos los grupos de interés estén considerados y equilibrados a lo largo del proyecto.

El primer paso en el Análisis de Interesados es identificar a todos los posibles interesados del proyecto. Estos pueden incluir a los miembros del equipo de proyecto, clientes, usuarios finales, proveedores, inversores, agencias gubernamentales, entre otros. Este paso requiere de un pensamiento amplio y una cuidadosa consideración de todas las posibles fuentes de interés en el proyecto.

El siguiente paso es recolectar y analizar información sobre cada interesado. Esto puede incluir su nivel de influencia e interés en el proyecto, sus expectativas y su actitud hacia el proyecto. Esta información se puede obtener a través de una variedad de medios, incluyendo entrevistas, encuestas, observación directa y revisión de documentos.

Una vez que se ha recolectado y analizado la información sobre los interesados, se pueden identificar sus necesidades y expectativas. Esta es una etapa crucial del Análisis de Interesados, ya que proporciona la base para el plan de gestión de interesados del proyecto.

Finalmente, el Análisis de Interesados culmina con la formulación de estrategias para gestionar eficazmente las relaciones con los interesados a lo largo del proyecto. Estas estrategias pueden incluir la comunicación regular y abierta con los interesados, la consideración de sus expectativas en las decisiones del proyecto, y el trabajo para asegurar su apoyo y minimizar su oposición al proyecto. A través de un Análisis de Interesados efectivo, los equipos de proyecto pueden lograr un mayor nivel de éxito y satisfacción en todas las etapas del proyecto.

El análisis de los stakeholders, que es llevado a cabo por el gerente del proyecto y su equipo, con aportes de la alta dirección y otros miembros de la organización, se realiza mediante la identificación de todos los posibles stakeholders. A continuación, se recopila y analiza información cuantitativa y cualitativa sobre ellos, incluyendo su nivel de interés, influencia, expectativas y cómo pueden impactar en el proyecto. Los resultados obtenidos se utilizan para desarrollar estrategias de gestión de stakeholders. Este análisis es crucial en las primeras etapas del proyecto, durante la fase de inicio y planificación. Sin embargo, debe ser un proceso continuo a lo largo del proyecto, ya que los intereses y la influencia de los stakeholders pueden cambiar. Para llevar a cabo este proceso se utilizan diversas herramientas y técnicas, como las matrices de análisis de stakeholders, las entrevistas, las encuestas y los grupos focales, entre otros. También puede implicar el uso de software especializado de gestión de proyectos.

Antes de los ejemplos, es importante entender que una herramienta comúnmente utilizada para el análisis de interesados es la matriz de interesados. Esta matriz clasifica a los interesados en función de su poder (influencia) y su interés (preocupación) en el proyecto. La matriz se divide en cuatro cuadrantes: alto poder/alto interés, alto poder/bajo interés, bajo poder/alto interés y bajo poder/bajo interés.

  1. Un proveedor clave de un proyecto de construcción tendría un alto poder debido a su capacidad para afectar la cadena de suministro, pero podría tener un bajo interés si simplemente ve el proyecto como una transacción comercial. Estos stakeholders se deben mantener satisfechos.
  2. Un empleado que realiza tareas diarias para el proyecto puede tener un alto interés, pero un bajo poder. Estos stakeholders deben estar adecuadamente informados.
  3. Un miembro de la alta dirección con capacidad para tomar decisiones estratégicas sobre el proyecto tendría un alto poder y un alto interés. Estos stakeholders se deben gestionar de cerca.
  4. Los residentes locales que no están directamente relacionados con un proyecto de construcción podrían tener un bajo poder y un bajo interés. Estos stakeholders se pueden monitorear.
  5. Un cliente final que recibirá el producto del proyecto puede tener un alto interés, pero un bajo poder, estos stakeholders deben estar bien informados y mantenerse satisfechos.

La interpretación de estos ejemplos muestra cómo diferentes stakeholders tienen diferentes niveles de poder e interés, lo que requerirá diferentes estrategias de gestión.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

¡Gracias por puntuar este contenido! 1 / 5. 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.