0
(0)

El “Alcance del Producto” o “Product Scope”, de acuerdo con la guía PMBOK 6 del Project Management Institute (PMI), se refiere a las características y funciones específicas de un producto, servicio o resultado que se obtendrá de un proyecto. Este aspecto es esencial en la gestión de proyectos, ya que, define y delinea los atributos tangibles e intangibles de lo que se espera que el proyecto produzca.

El alcance del producto es uno de los componentes clave que definen el éxito de un proyecto. Proporciona un entendimiento claro y conciso de lo que el producto final debe ser y cómo debe funcionar. Este concepto se utiliza para establecer las expectativas entre el equipo del proyecto y las partes interesadas, incluyendo clientes y patrocinadores.

El alcance del producto debe ser claramente definido, documentado y aprobado antes del inicio del proyecto. Debe ser lo suficientemente detallado para permitir una correcta comprensión de las características y funciones del producto o servicio final. Además, proporciona una base para evaluar si el producto final cumple con las expectativas y requisitos acordados.

Definir y gestionar el alcance del producto puede ser un desafío, especialmente en proyectos grandes o complejos. Sin embargo, un alcance bien definido puede ayudar a prevenir problemas comunes en la gestión de proyectos, como el aumento de las expectativas o los cambios en los requisitos durante el transcurso del proyecto.

Es importante recordar que el alcance del producto está estrechamente relacionado con el alcance del proyecto. Mientras que el alcance del producto se refiere a las características y funciones del producto final, el alcance del proyecto se refiere al trabajo necesario para desarrollar y entregar ese producto.

Para resumir, el alcance del producto es un aspecto crítico de la planificación del proyecto y es esencial para su éxito. Una definición clara y una gestión eficaz de este alcance aseguran que el producto final cumpla con las expectativas y necesidades de las partes interesadas, y que se alinee con los objetivos del proyecto.

Normalmente, es definido por el gerente del proyecto en colaboración con el equipo del proyecto y los interesados. Este proceso se lleva a cabo mediante la recopilación de requisitos y la definición detallada de las características y funciones que deberá tener el producto o servicio final. Todo esto se documenta en una declaración de alcance del producto.

Este crucial paso de definir el alcance del producto se lleva a cabo en la etapa inicial de planificación del proyecto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que puede ser revisado y ajustado a lo largo del proyecto si es necesario. En estos casos, cualquier cambio debe seguir un proceso de control de cambios bien definido para evitar desviaciones no planificadas y mantener el control sobre el proyecto.

La definición del alcance del producto se realiza utilizando las aportaciones de los interesados y aplicando diversas herramientas de recopilación de requisitos como entrevistas, talleres, cuestionarios, entre otros. Una vez recolectada y acordada toda la información necesaria, esta se documenta en la declaración de alcance del producto, proporcionando un entendimiento claro y compartido de lo que se espera obtener al final del proyecto.

Algunos ejemplos son los siguientes:

  1. En el desarrollo de un nuevo software, el alcance del producto podría incluir características como la interfaz de usuario, las funcionalidades específicas, la compatibilidad con otros sistemas y la seguridad.
  2. En la construcción de un edificio, el alcance del producto podría incluir el número de pisos, las instalaciones disponibles, los materiales de construcción utilizados y las normas de seguridad y medio ambiente que se deben cumplir.
  3. En el lanzamiento de un nuevo servicio de entrega a domicilio, el alcance del producto podría incluir la zona de servicio, los tiempos de entrega, el tipo de productos que se pueden entregar y la plataforma de pedido.
  4. En la creación de una campaña de marketing, el alcance del producto podría incluir los canales de comunicación a utilizar, los mensajes clave, la duración de la campaña y las métricas de éxito.
  5. En el desarrollo de un vehículo eléctrico, el alcance del producto podría incluir la autonomía de la batería, las características de seguridad, la capacidad de carga y el diseño interior y exterior del vehículo.

    ¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

    ¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

    ¡Gracias por puntuar este contenido! 0 / 5. 0

    Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.